Un “caos ordenado”: cuando la creatividad y la gestión se dan la mano

Hace unos meses visité la exposición “Auditando el proceso creativo”. En ella, Ferran Adria, el chef catalán creador de elBulli, restaurante que, durante 25 años, de 1987 a 2011, revolucionó la cocina, propone un “mapa del proceso creativo”.

“Todos podemos ser creativos”, sostiene Adria. Y nos lleva, a partir del ejemplo de elBulli, a explorar las variables que pueden contribuir a que cada persona encuentre su ‘yo’ más creativo y eficaz. Si se mejora la eficacia y la eficiencia, sostiene Ferran, podrá asegurarse una longevidad creativa.

Me interesó mucho esta mirada que une la creatividad y la eficiencia.

A menudo, en cada organización, escuchamos hablar de la necesidad de innovar. Se espera que los empleados sean creativos, que busquen nuevas formas de hacer las cosas, que se renueven y cambien continuamente. Pero al mismo tiempo, existe una creencia instalada que nos dice que mucha creatividad atenta contra la eficiencia en la ejecución. Por un lado están los “creativos”, esos seres “incapaces” de seguir un procedimiento, y por otro lado los “convencionales”, los que anteponen la ejecución perfecta a todo lo demás.

Y desde el coaching bien sabemos que las creencias definen nuestra realidad.

Pues bien, en elBulli creían en “el CAOS ORDENADO”. Así llamaban a la metodología de introducir cambios cada año a lo largo del proceso creativo: en los ingredientes, en los horarios de apertura, en las técnicas de cocina, en el equipo, en los utensilios…la idea era generar un “caos ordenado” que impidiera la monotonía creativa. Pero el proceso creativo se sostenía con una estructura sumamente disciplinada y previsible, que se ejecutaba siempre de la misma forma, para asegurar el resultado final. Todo se documentaba al detalle, y hasta cada preparación tenía su pieza de plastilina, con exacto tamaño y forma que el original que se quería reproducir, para que sirviera de modelo a quienes las preparaban cada día.

IMG_1543

Pasión y libertad iban de la mano con la paciencia, en lo que Adria llama la “personalidad creativa”. Paciencia y disciplina para ser eficientes y eficaces, no sólo en la ejecución sino en el mismo proceso creativo.

Hoy, que en nuestros negocios y empresas INNOVAR es más importante que nunca, y cuando las nuevas generaciones demandan fuertemente LIBERTAD para CREAR, a menudo es un desafío lograr PERSEVERANCIA y DISCIPLINA en la EJECUCION al mismo tiempo.

“En el mundo del emprendedor la innovación requiere creatividad y gestión” dijo Ferran Adria en una charla con Facundo Manes en ocasión de esta exposición. Y si bien los circuitos neuronales que disparan cada una de estas capacidades son diferentes, al integrarlas es cuando se da la verdadera INNOVACION.

Pensar la Innovación, con Ferran Adrià y Facundo Manes

A partir de esta creencia, nuevos resultados se convierten en posibles. Te invitamos a llevar a tu emprendimiento, equipo de trabajo, empresa o familia este tema, a ver qué nuevas conversaciones se abren.

¡Hasta la próxima!

 

4 comentarios en “Un “caos ordenado”: cuando la creatividad y la gestión se dan la mano

  1. Me encanto LUJAN !!
    Lo vi a Ferra en varios eventos en el IAE. Había descubierto el sándwich de miga, cuando le encomendaron de Iberia pensar en los bocados para los vuelos.
    Después te cuento.

Deja un comentario